Masaje Reductivo

MASAJE
REDUCTIVO

Es una modalidad de masaje que se realiza con una presión fuerte y una velocidad más rápida a la usual.

¿PARA QUÉ SIRVE?

El masaje reductivo busca ayudar a eliminar el acumulo de grasa localizada y a la vez, estilizar el contorno de la figura logrando una silueta más estética.

¿EN CUANTAS SESIONES VERÉ RESULTADOS?

Un tratamiento con masajes reductivos requiere 10 sesiones como mínimo para ver resultados, siempre acompañadas de sesiones de ejercicio y buena alimentación. Lo ideal es hacer 2 o 3 por semana y luego 1 por semana para mantener el tratamiento.

¿EN QUE CONSISTEN?

El masaje reductivo elimina la acumulación de grasa localizada y estiliza el contorno de la figura; es decir, crea una silueta más estética. Éste se realiza con una presión fuerte y una velocidad más rápida que la forma tradicional.

Los movimientos que se realizan provocan calor, lo que ayuda a disolver la grasa corporal que se desea eliminar durante las sesiones. Precisamente, este masaje se realiza en las zonas con mayor  cantidad de grasa del cuerpo.

Estos masajes son un poco complejos a la hora de realizarlos, ya que la esteticista tiene que realizar una serie de maniobras para trabajar la grasa del cuerpo y que esta se pueda eliminar con mayor facilidad.

Deben realizarse con cremas y aceites que permitan deslizar las manos con bastante presión en las zonas que se deseen trabajar.

Puede que durante la sesión el paciente sienta dolor, sin embargo, es normal, principalmente si es la primera vez que te realizas uno. A pesar del dolor, al finalizar la sesión no deberían de aparecer moretones en la piel. 

Se pueden realizar este tratamiento en hombres y mujeres. Es contraindicado realizar en mujeres embarazadas o en pacientes con cáncer o alteraciones en la piel.